Logo frigoimpianti

CÁMARAS BLANCAS

Muchos procesos productivos necesitan condiciones de extrema limpieza del aire, como por ejemplo en el envasado de productos alimentarios como: carne, embutidos, quesos, platos preparados, etc.

Para satisfacer esta exigencia, se han desarrollado instalaciones para la realización de ambientes de contaminación controlada, las denominadas “cámaras blancas” o “clean rooms”, en las que se controla la concentración de las partículas aerotransportadas.

Por lo que estas cámaras se realizan de manera tal que reducen al mínimo la introducción, la generación y la retención de partículas contaminantes en su interior, que podrían reducir la calidad y la vida de los productos.

Las cámaras blancas se pueden realizar de diferentes clases: 100, 1.000, 10.000 y 100.000, y a cada una de estas clases le corresponde un límite máximo de contaminación del aire.

Sistema de ventilación:

El funcionamiento de la cámara blanca se basa en el principio de recirculación forzada de aire súper filtrado en una habitación sigilada.

La instalación está constituida por una unidad de tratamiento del aire provista por algunas secciones de filtrado y por ventiladores que operan a baja velocidad y por una serie de canalizaciones para la distribución y la recogida del aire.

Control electrónico:

El sistema de control está constituido por un cuadro de mandos (que puede contener la parte de potencia, dependiendo de si se trata de una instalación centralizada o independiente), equipado con un termostato de regulación que se puede programar, con el que el usuario puede configurar el funcionamiento de la instalación (punto de regulación, diferenciales, tiempos, relés auxiliares, etc.).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies